Patricia Pérez – Yosikekomo

5 de enero de 2018

El PLATO DE JUDITH MASCÓ

FELIZ AÑO 2018!!!! Madre mía que total…. 2018! Espero que sea un año lleno de experiencias bonitas y enriquecedoras, un año en el que vosotros seáis los protagonistas de vuestras vidas, con mucha salud, amor y , por supuesto, diversión. Eso es lo que quiero para vosotros.

 

Yo este año lo empecé muy bien, pasamos el último día del año con grandes amigos y eso siempre está bien, pero eso si…Con un catarro del quince!! Años hacía que no me ponía tan malita!! Eso me pasa por salir de noche a la terraza y sin abrigar… En fin!!! Que aquí sigo! Echando todo lo malo del 17!! .

Bueno, hoy os voy a dar la receta que le hicimos en el programa a Judith Mascó. Esta receta me chifla, pero más me chifló ella. Menuda sorpresa de mujer. Yo no la conocía de nada. Nunca antes nos habíamos visto y si os soy sincera, me puse un poco nerviosa antes de empezar a grabar por si algo salía mal. Esto parece una tontería, pero cuando tu produces un programa con invitados, que vienen, simple y llanamente, porque les invitas, nada más, me produce mucha tensión, por eso una vez más, le doy las gracias de corazón a todos ellos. Los quiero a todos, todos, todos.

Bien , pues lo mio con Judith fue amor a primera vista. Que pena que viva tan lejos, porque es de esas personas que te encanta que esté en tu agenda, que te gusta saber que todo lo va bien, y que si te necesitara en algún momento, aquí estarás tu, para ayudarla en lo que necesite.

Señoras encantadas de conocerse.

Por suerte la receta también le gustó mucho!! Ella es una pro en este tipo de comida, porque, como nos contó en el programa, después de tener un problema de estómago se plantea todo antes de comer. Se ha dado cuenta que somos lo que comemos.Por tanto, si cuidamos nuestra alimentación potenciamos la calidad de algo tan importante como , nuestra vida.

Os dejo la receta, es la misma para a base de la pizza que del pan. Espero que os guste!

 

Mezcla que te mezcla.

 

 

Vamos con los ingredientes.

Pan de quinoa con semillas de chía.

Para 2 personas:
Para la masa:
30 gr de chía
350 gr de quinoa
70 ml de aceite de Oliva
Una cucharadita de bicarbonato
El zumo de medio limón
Sal
Mix de semillas

Para la pizza:
100 gr de tomates secos deshidratados
6 hojas de albahaca
100 ml de aceite de Oliva
Sal
50 gr de almendras crudas
8 alcaparras
Rúcula
Media cebolla morada
6 tomates Cherry
Orégano

 

Reconozco me he ha gustado mucho mas la pizza que el pan

Elaboración
Poner en remojo las semillas de Chía en 100 ml de agua unos 30 minutos. Precalentar el horno a 170 grados. Lavar la quinoa y hervirla en abundante agua 3 minutos, escurrir y dejar enfriar.
Mezclar con una procesadora de alimentos el gel de chía con la quinoa, 150 ml de agua, el aceite, el bicarbonato, la sal y el zumo de limón.
Verter la mezcla en una bandeja de horno con papel vegetal y hornear unos 30 minutos.
Por otro lado crear el pesto rojo triturando las almendras, la albahaca, el aceite y la sal.
Extender una capa de pesto rojo en la base de la pizza y añadir el resto de verduras cortadas en juliana; hornear unos 15 minutos.

Con esta receta ya podemos comer pizza a todas horas.

Que os traigan muchas cosas los Reyes Magos.

Besos y …

Que comáis mucho y bien!!!!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

29 de noviembre de 2017

El Plato de Maxim Huerta

Hola!! Que tal estáis?? Yo muy bien! Muy contenta porque este fin de semana pasado he dado una charla en Valencia, gracias a todos los que habéis venido!! Cada vez me gusta más este tipo de cosas así que repito! Porque este sábado 2 día 2 estaré a las 12:00 en el Herbolario Navarro, de la c/ Fuencarral en Madrid.

 

Bueno, hoy voy a pasaros la receta que le he hecho a Maxim Huerta. Es riquísima! Lleva pasta, guisantes y panela. Ahí, es nada…

Maxim, es un hombre adorable. Siempre es un buen plan quedar con él , le encanta una conversación. Como a mí! Ay, si es que conforme pasa el tiempo,  pienso que no hay nada mejor que conversar con tus amigos.


Como es un hombre generoso, llegó y se mostró tal y como es. Sin artificios. Nada más sentarse me dijo que no hay cosa que le guste más que comer.  Y sobre todo dulce!!!

Claro, a mí cuando me dicen eso, se me encoge el corazón. Estoy segura de que si fuéramos conscientes de lo malo que es el dulce, no lo comeríamos a diario.

Así que, como es muy difícil cambiar las costumbres alimenticias me dicidí por darle dulce. Parece contradictorio, pero intentaré explicarme.

Cuando una persona se quiere cuidar de verdad, lo mejor es no hacer cambios drásticos. El cuerpo necesita su tiempo para adaptarse, tanto a lo bueno, como lo malo.
Con esta receta le quise demostrar que puedes comer lo que más te gusta pero sin dañar demasiado tu Salud. Hay mucha, muchísima diferencia entre el azúcar blanco o el azúcar moreno de caña integral o la panela.

Uno, el azúcar blanco, desmineraliza y barre las vitaminas del grupo B. Como acidifica   muchísimo nuestro organismo, tiene que salir calcio de los huesos para contrarrestar esa acidez. También “barre” las vitaminas del grupo  B , es decir, como el azúcar blanco solo tiene energía, para que nuestro metabolismo la puede utilizar , necesita vitaminas del grupo B, como el azúcar no las trae , se las tenemos que ceder. Por eso tienes luego tienes ansiedad y cambios de humor, porque las vitaminas del grupo B son imprescindibles para nuestra estabilidad mental.

Además el azúcar blanco deteriora profundamente nuestra flora intestinal lo que nos hace más propensos a malas digestiones, estreñimiento o diarreas, infecciones recurrentes, acné, etc. Y por si fuera poco destruye el colageno! ( y nosotros dejándonos el sueldo en cremas… y productos anticeluliticos, y para el pelo y para eso y para lo otro…)

En fin, que si comes azúcar, mejor que sea de la buena! Por eso le hice: Spaghetti de Calabacín con guisantes caramelizados y pasta de soba.

Ingredientes (2 personas)

 

  • 1 paquete de pasta Soba ( trigo sarraceno)
  • 1 calabacín mediano
  • Un aguacate light
  • 4 tomates Cherry
  • 150gr de guisantes finos
  •  1/2 cebolla roja
  • 1/2 cebolleta fresca
  • 2 cucharadas de panela
  • Aceite de oliva Virgen
  • Sal

 

 

 

 

Elaboración:

En una olla hervir con agua la pasta soba 8 minutos, escurrir y reservar ( dejando un poco de agua para que no se sequen demasiado).
En una sartén pochar con aceite de oliva virgen las cebollas cortadas en juliana y los guisantes, añadir la panela y remover hasta que se caramelicen los ingredientes.
Con un acanalador crear los spaghetti de calabacín y saltearlos junto a la soba en la sartén con la cebolla y los guisantes.
Emplatar el salteado con el aguacate previamente aplastado y con los tomates cherry partidos por la mitad.

Y ya está!! Esta receta se hace rapidísimo y está bueniiiisima. Pero lo más importante es que a mi amigo Maxim, le encantó.

Que comáis mucho y bien!! Y si podéis, nos vemos el sábado!

Besos!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


Añadir comentario

12 de noviembre de 2017

EL PLATO DE LOLA HERRERA

Hola!!! Qué tal os ha ido la semana? Espero que muy bien y que la siguiente sea mejor!!!

Hoy os voy a pasar la receta que le hice a Lola Herrera. Es una de mis recetas favoritas, y como diría mi madre “ al día siguiente está mejor “. Es lo que suele pasar con los platos de cuchara, como el que le he preparado a Lola , un ” Potaje de lentejas rojas al curry con leche de coco “.

 

Conozco a Lola desde hace un tiempo y si, es tan maravillosa como parece, bueno no… más. Lola es un encanto. Es de esas personas con las que te apetece conversar siempre. No sabéis la alegría que me llevè cuando me dijo que este año sí podía venir al programa . Como sabía que estaba un poco cansada, cosa que por cierto, a ella le sorprende porque adora su trabajo,  pero a mi , me parece un poco normal, porque Lola, no para de trabajar!!

Total, que me dije, le voy a hacer un potaje que se lo pueda hacer en media hora como mucho! Por  eso me decanté por las lentejas rojas con leche de coco.

Adorando a las lentejas rojas.

Este plato es delicioso. y ,ahora,  en otoño, se puede comer o cenar tan  ricamente. Las lentejas rojas, aunque os parezca mentira,  son muy fáciles de digerir , súper nutritivas y tonificantes.  Cenar legumbres “suaves” tipo guisantes o lentejas en otoño, es muy bueno porque ayudan a que el cuerpo se regenere fácilmente. Y eso es precisamente lo que necesita un cuerpo cansado : primero descanso y luego nutrientes.  Es decir, si tú , a una persona que está cansada le das un plato difícil de digerir por muy bueno que séa, lo aprovecha mal porque , por un lado , no es capaz de digerirlo bien y por otro, sus órganos se quedan más cansados todavía. Y no olvidéis ,que nosotros nos encontramos de bien o mal en función de cómo esté lo de dentro.

Bien,  seguimos con el plato, a las lentejas les puse guisantes  y en lugar de arroz, con el que conseguiríamos un plato nutritivamente completo, decidí acompañarlas con pan  germinado de espelta.

Las legumbres y los cereales aunque sean vegetales, forman una proteína completa, además tienen vitaminas , minerales ,y si en lugar de arroz,   le ponemos pan germinado ya es la leche.. por le damos un plus de enzimas y “ energía  Viva al plato “ maravillosa. Especialmente en épocas de inverno deberíamos tener este tipo de pan en casa. Hoy en día lo podéis encontrar en cualquier herbolario.

 

Pan germinado de espelta

 

 

 

 

 

Lola Herrera y yo.

 

INGREDIENTES  para dos personas:

  • 80 gr de lentejas rojas
  • 60grs de guisantes finos
  • 1 litro de agua mineral
  • un trocito de raíz de jengibre
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolleta fresca
  • 200 ml de leche de coco
  • 1 cucharada de ghee o mantequilla ( ecológica si puede ser )
  • 1 cucharada de uvas pasas
  • 1 cuchara de curry en polvo
  • Un poco de cilantro y sal sin refinar.

 

ELABORACION

Ponemos a hervir el agua con el jengibre, la zanahoria cortada en dados y vertemos las lentejas con los guisantes, previamente lavados, y lo dejamos cocer unos 15-20 minutos.

Por  otro lado en una sartén ponemos la cebolla a pochar cortada en daditos con el ghee o la mantequilla, las pasas y el curry en polvo y lo dejamos cocer unos 5 minutos , para luego añadirlo en la olla de las lentejas.

Luego añadimos la leche de coco y dejamos cocinar unos minutos hasta que coja la textura deseada. Lo presentamos en un plato sopero con unas gotitas de cilantro.

 

Aquí están listas

 

A pesar de que había que seguir grabando yo no me dejé nadita en el plato.

 

Lola, un beso muy fuerte y gracias por venir. Te quiero.

 

 

Animáos a hacer esta receta, no os arrepentiréis!!!!

Que comáis mucho y bien!!!

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest


4 comentarios


css.php